Podemos?

Imaginaos que estais en un bar con un grupo de amigos con los que sueles quedar de vez en cuando. La rutina siempre es la misma: llegar, esperar al que llega tarde, pedir unas cañas y empezar a rajar sobre cualquier cosa. Unos días hay grandes anécdotas y otros, la mayoría, un simple chequeo de cotidianidades diversas e intrascendentes. Y así, felizmente, pasan los días, los meses, los años.

Pero un día, un día cualquiera, empiezas a contar la historia de una vieja que te encontraste en el Corte Inglés de Goya y ves que en ese bar, que es el de siempre, la gente empieza a callarse y se da la vuelta mirando hacia ti. Sigues hablando sin entender muy bien qué ocurre. Mientras intentas disimular tu desconcierto, te das cuenta de que otro de los que frecuentan el garito (uno con muchos más amigos que tú), te está escuchando con gesto de agrado y te señala para que la gente que va con él te preste unos momentos de atención.

Ahora sólo hay dos opciones: o me pongo a tartamudear o invito a una ronda.
Gracias Erre, gracias Antonio, gracias Nacho, gracias Jimina.

[Escuchando: Body and soul – Dexter Gordon – Ballads (17:00)]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s