Froilan.

Parada de Metro de Plaza de España, acceso Plaza de Conde de Toreno. La peculiaridad de esta entrada es que está comunicada con la calle a través de un ascensor, no de unas escaleras. Sigamos.
Mientras esperabamos a que éste subiera, mi hermano reparó en que en esta plaza hay un restaurante llamado El rey de los tallarines (imprescindible) y un par de tiendas chinas de comida separadas por tan sólo unos metros. Por fin el ascensor subió, se abrieron las puertas y de él salieron chinos. ¿Cuántos?

Muchos.

Curro, sin reparar en este último punto, reflexionó en voz alta:

“TIO, MIRA QUE HAY CHINOS EN TU BARRIO”

La brecha que me hice a los 5 años montando en bici, mi primera comunión, las veces que salíamos a firmar las papeleras del barrio, mi primer sueldo… Estos momentos y todos los demás pasaron por delante de mis ojos en medio segundo.
Como habreis podido comprobar, sigo con vida (y mi hermano también, por cierto). Afortunadamente no hablaban demasiado bien nuestro idioma.

Después de esta estúpida anécdota estirada hasta el infinito, un recordatorio que he encontrado en una floristería de la calle Leganitos.

Hold your horses.

Escuchando: Into The Night – Angelo Badalamenti – Twin Peaks (4:44)]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s