Es la cuenta atrás final

A pesar de que últimamente ando bastante disciplinado/ordenado a la hora de hacer las cosas que tengo pendientes, hay una que lleva colgando… muchos meses. Muchos. Mi hermano Alex y un par de amigos nos solíamos reunir para alquilar un local de ensayo y tocar música de gente mayor (sí, la Creedence y los Rolling entran dentro de esa categoría), pero demasiadas cosas que ahora no viene a cuento recapitular han ido haciendo de ese encuentro una leyenda urbana.

Hace un par de días encontré en youtube este vídeo y recordé la indescriptible sensación que se tiene al subir a un escenario.

¿Juventud divino tesoro? Rubén Darío era un cachondo.


Escuchando: Momma’s gotta die tonight – Body Count – (6:11)]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s