Viaje con nosotros

Ya sea por dejadez o por imposibilidad física, llevo unos cuantos días sin hacerle caso al correo, al móvil o a la porción de mi cerebro que me conecta con la realidad. Es lo que podríamos llamar vacaciones con todas sus consecuencias. O demencia.

Sigamos.

Después de pasar unos días en Alpedrete, lugar de belleza inversamente proporcional a la de su nombre, me he venido a Mallorca. Otra vez. Creo que es el tercer verano seguido que vengo a casa de Quique y cada vez es mejor… y tan sólo llevo 3 horas aquí.

Este año la expedición la acompañarán las siempre alegres Cova y Paula, que se incorporarán mañana a la Convivencia Etílico-Playera de cada temporada.

Hoy no lo voy a hacer porque me muero de sueño, pero me veo en los próximos días colgando fotos sin parar. El año pasado lo hice y fue una sensación muy agradable, probablemente porque me hace ser aún más consciente de lo bien que me siento aquí.

Para más datos sobre todo esto, aquí va el post del año pasado.

En lo que yo no escribo os recomiendo que os paseis por el agradable e inusual blog de Carolink, que (por fin) ha vuelto al mundo del internez y por el de mi brother que también vuelve… y comienza con un post que es un canto al onanismo antes de los 30. Por último… no, de este no voy a decir nada. Un día tengo que escribir un post hablando exclusivamente de este blog, pero mejor cuando vuelva de vacaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s