Sucedidos en la Semana Santa

Ir con Carolink y el recién conocido Dr. Zito a ver a Elena Cabrera pinchar en el Low, el único garito de Madrid que está más cerca de mi casa que el garage en el que tengo la moto.
Acostarme todos los días a las 4 y levantarme antes de la 1.
Quedar con Chus en el Kruger.
Ir al cine a ver Shortbus.
En busca del Arca Perdida… otra vez.
Poner (atención) 5 lavadoras.
Pasar la aspiradora.
Ir a la compra.
Pegar los posters que se habían caído.
Tocar la guitarra.
Ordenar el escritorio del ordenador.
Sorprenderme a mi mismo en la cocina.
Volver con el Cubase, ponerme a hacer un tema… y terminarlo.
Llenar una estantería.
Quedar con Cova en el Starbucks como en los notanviejos tiempos.
Empezar un libro.
Tener ganas otra vez de escribir aquí.

Lo sé, de esto que acabo de escribir a algo que podría poner una adolescente en su blog en plan
Me gusta la risa, el helado de chocolate, las golosinas mientras veo la tele, leer (leo absolutamente todo lo que cae en mis manos, desde un libro estupendo hasta el prospecto del gelocatil), el cine (y no solo de Ucrania con subtítulos en arameno!!!!!), pasear (bueno, esto es mentira pero queda muy chulo cuando alguien dice “me gusta pasear” es como muy saludable, ¿verdad?); me gustan las palomitas y comer aceitunas
hay un paso. Pero ver que en 3 días soy capaz de retomar las riendas de mi existencia  es algo que tenía que dejar escrito en algún lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s