Nueva York (Guía de) Parte 2.3

LA COMIDA
Aquí el mérito que me puedo atribuir es mínimo. Si no hubiera sido por Jesús y Carla este post no sería lo que es. ¿Y qué es? Un pasaporte a la tristeza infinita. Leed el extracto del mail que me mandó Jesús antes de que nos fuéramos.

“(…)Acuérdate del thai en el que estuvimos en Nolita: Lovely Day, en Elizabeth entre Spring y Prine.
Imprescindible pedir Ginger fried chicken, Chicken pad thai y beef thai chow fun. No pica y esto era nuestra comida favorita de allí.

Vietnamita es el Saigon Grill. Está en la lista el de Upper Eat Side, pero esta cerrado por reforma, así que id a su nueva localización(University and 12th  Street) vas andando desde Union Square hacia el
sur. Pide Bo Lu Lac, (cuadraditos de solomillo muy muy ricos) y después el curry, las costillitas, todo esta bueno y bien de precio.

La pizza, orgullo de NY, también en Nolita. Lombardi’s entre Spring y Mott. Pedir un par de pizzas pequeñas para 4 está bien… pide Meatballs sí o sí, y el clásico pepperoni.

Y el que es para mi uno de los mejores sitios de NY, PJ Clarkes. 3th Av con la 55th St. Es la mejor hamburguesa de Manhattan segun la Timeout, y doy fe de que así es. Pedidlas con queso y smothered onions (cebollas caramelizada) y acompañadlas de fries y onion strings (están buenísimos… solo de
pensarlo los quiero!) A este sitio hay que ir… es un MUST.
También recomiendo el Coffee Shop, en Union Sq para hamburguesas…. muy bueno y el sitio mola.”

Esto lo escribió cuando llevaba 2 meses de vuelta viviendo de nuevo en Madrid. ¿Soy el único que piensa que el muchacho está echándolo todo mucho de menos? No es posible no hacerlo. Es a esto a lo que me refería con la horterada sabinesca de  pasaporte a la tristeza.

Al final fuimos a todos los sitios que nos recomendaron menos al Coffee Shop y al Saigon Grill (aunque en este estuve con ellos la vez anterior). Al PJ Clarkes sí que fuimos y todo lo que lo que dice Jesús ha de ser seguido al pie de la letra… menos lo de las fries y las onion rings. ¿Acaso no está buenas? Nada de eso, simplemente que se trata de más comida de la que seríais capaces de consumir en dos semanas.

 

Advierto que en casi todas partes los tamaños de los platos son ENORMES.

Como no podía ser de otra forma, nosotros también descubrimos algunos lugares notables para comer.
El primer día que intentamos cenar en el Lovely Day llegamos cuando habían cerrado la cocina con lo cual nos pusimos a buscar otro sitio y, en el 174 de la misma Elizabeth St. encontramos El Portal, comida mejicana en un sitio muy sencillo y agradable.

Un sitio que no sé si es para desayunar, merendar… o marranear en general: Rice to Riches. Está en el 37 de Spring St., entre Mott y Mulberry, justo detrás de una cancha de baloncesto. Sólo ponen arroz con leche de mil sabores. Sí, hay que ir. Además, como dice uno de los carteles que tienen en el interior, Eat all you want… you’re already fat.

Dos opciones y media para desayunar por orden de imprescindibilidad:
Magnolia Bakery. Sabíamos de su existencia porque al parecer es un lugar de una cierta recurrencia en Sex and the City. Sabíamos que ponían cupcakes. No sabíamos lo que eran los cupcakes. Ahora sí.

Si no os gusta mucho lo dulce ni os molestéis y si os gusta, preparaos para disfrutar el crujir del azúcar en las muelas. Yummy.

Panino Giusto. Es el sitio más agradable en el que he desayunado jamás. Evidentemente esto no quiere decir nada porque sin duda aquello fue un cúmulo de circunstancias, pero todos coincidimos en que tenía era especial. Recomendaciones: yogur con muesli o bagels con queso de untar y salmón. ¿Y por qué no lo he puesto en negrita y no hay dirección? Porque lo han cerrado. Sí, lamento que mis compañeros de viaje hayan tenido que enterarse así. Aún así lo he incluído porque esto no deja de ser un blog y yo del Panino quería acordarme.

INTERMEDIO: Esto es lo que entienden en NY por sangüich misto. 

Eileen’s Cheese Cake.  17 Cleveland Place. Esta pastelería es de las cosas más míticas con las que nos cruzamos en NY, y eso es decir bastante.

Su tamaño es un poco más grande que una habitación y, aparte de café, sólo tienen una sola cosa: la mejor tarta de queso que vayáis a probar en toda vuestra (permiso) puta vida.

El último día decidimos que íbamos a desayunar en el sitio que más nos hubiese gustado y no lo dudamos ni un minuto. De hecho una vez allí me pareció bien decírselo a la propia Eileen que estaba allí atendiendo… y bueno, pues como ahí son como son, se pusieron enseguida a preguntarnos de dónde éramos, a decirnos lo mucho que se alegraban, nos regalaron bolis y una cajita con papelitos del lugar… encantadores.

Y esto ya se acabó! Para los que hayáis llegado hasta aquí, regalo final en forma de PDF.

Ahora sí, esto ha sido todo. Abrazos  para Carla y Jesús por la guía gastronómica, a Nuria por ser, sin quererlo, más new yorker que catalana, al Holandés Errante que sólo se ha ido a vivir allí para darme envidia el tío cabrón y por supuesto a Quique, Ana y la siemprejoven Paula. No quiero volver a Nueva York sin vosotros.

Un último consejo a los que vayáis a usar esta guía: imprimidla, pero no la tengais muy a mano. En NY los sitios vienen a ti, no hace falta buscarlos.  Explorad la ciudad, improvisad y a la vuelta no os olvidéis de contarme los lugares nuevos que habéis descubierto. nopodemosmas @ gmail.com

GUÍA DE NY PARTE 1 // PARTE 2.1 // PARTE 2.2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s