Dragones y Mazmorras

Mientras que ahora cuando alguien abre un blog es para hablar de Apple, no hace tanto tiempo (2005-06) la gente lo hacía para contar las cosas que le pasaban. Ayer me pasaron un par de curiosidades escribibles.

Salgo del FNAC camino de El Corte Ingles: si ahí no tienen recambios de cepillo de dientes eléctrico llevo a Oral B a los tribunales. En los apenas 15 metros que separan un edificio de otro recibo una llamada: Alfonso Huerga.

Madrid, 1989. No le había visto en todo el verano. Alfonso -un año mayor que yo- llevaba una escayola en el brazo que estaba llena de logos de grupos heavies pintados con rotulador. Juraría que tenía el brazo lleno aunque yo sólo recuerdo KISS y AC/DC. No daba crédito. Nosotros éramos fanáticos absolutos de Michael Jackson, Dire Straits y U2, nos pasábamos las tardes dando vueltas por el parque con la bici y si el tiempo no acompañaba sacábamos los dados y nos poníamos a jugar al Dungeons & Dragons.
“Te has hecho heavy???” le pregunté. “Hay que evolucionar”. El verano siguiente yo descubrí a Public Enemy y nuestros estilos -vidas- se fueron distanciando.

Hace cuatro o cinco años me lo crucé en las fiestas de Barajas – no, no se hizo heavy- y me llevé una gran alegría. Nos intercambiamos los teléfonos y nos dijimos eso de “A ver si quedamos un día”. Nunca ocurrió.
El 7 de agosto de 2005, en las afueras del Camp Nou, le mandé un mensaje: “Estoy a punto de ver a U2 en directo… por fin. Abrazos. Rafa”. Me respondió con entusiasmo y ahí quedo la cosa.

“Alfonso! Tío, qué sorpresa!” le dije mientras me cambiaba la bolsa del FNAC de mano. Él hablaba con prisa. Dijo algo ininteligible pero entendí “Ricardo?” (su hermano). Ricardo… Rafa… Sí, se había ido al número de al lado de la agenda, un clásico.

– Hey, soy Rafa.
– Rafa! Joder tío cuánto tiempo! Es que estaba llamando a mi hermano… dónde estás?
– Bueno, en Callao, nada exótico.
– Yo es que… bueno… me he casado! Hace media hora!

Intuí que la llamada que tenía que hacerle a Ricardo era medianamente urgente así que le dije que ya hablaríamos. Durante el resto del día no dejé de darle vueltas al asunto, supongo que viajar 20 años en menos de un minuto de llamada me afectó del algún modo.

Dije que me habían pasado un par de cosas, ¿verdad? Eso quiere decir que me queda una por contar pero tengo un cumpleaños, el post ya me ha quedado largo, bla bla bla…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s