A’Dam

No tengo internet así que ya mandaré esto cuando vuelva. Ahora mismo estoy en Amsterdam, tirado en la cama de un hotel del barrio rojo. Mientras hacéis chistes os dejo que os derritais de envidia con las vistas a la ciudad de las que gozamos en la habitación.

Image00018

Y qué coño hago aquí, os preguntaréis. He venido con Quique, Ferrán, Marco y Marta  a acompañarles en la celebración del décimo aniversario de su curso de Erasmus. Mundo viejuno, no cabe duda.

Llegué ayer por la noche y fui directo a un coffee shop en el que me esperaban. Allí me encuentro con dos sorpresas: 1) La camarera me echa la bronca porque no se puede hablar por el móvil. 2) Está prohibido llevar gorra.

Image00001

WHAT??? ¿Me estaban diciendo que ahí podías tomar DROGA, pero no podías hablar por teléfono? ¿Y si llevara el manos libres… acaso no sería como si hablara con alguien que estuviera en la sala? ¿Y si lo tengo en la oreja apagado y resulta que hablo solo? Espera! A lo mejor es una grabadora!!! De repente me sentí como en el aquel ciber en el que me llamaron la atención por enchufar un pendrive mientras el del ordenador de al lado veía pornografía a pantalla completa sin recibir aviso alguno.

Después de tomarme allí un café -no fumo porros, qué se le va a hacer- fuimos a unos cuantos bares cercanos al hotel no sin antes hacer una tournée turística por la zona de las muchachas que fuman y te llaman de tú, como dice el Fortis.

En el barrio rojo las putas parecen estrellas del rock, unas borrachas de poder y otras simplemente borrachas. Por las mañanas es otra cosa, los escaparates parecen cumplir una función en la ciudad, como si fueran peluquerías o algo así. No entiendo por qué no es igual en el resto del mundo.
En cambio se he flipado un poquito con los sex-shop. Tener las portadas de DVDs como Horny Grannys 2 o Total Trans-Sex  es delicado. No es por ponerme en plan americano en plan protector de la infancia, pero si un niño con cinco años ve que papá está con una señora (tetas) pero que al mismo tiempo tiene pito (señor) y que le están poniendo una semillita en el culo (mamá?), pues lo mismo se confunde un poco.

“Amsterdam son dos ciudades, una por el día y otra por la noche. Ya verás mañana”. Quique tenía toda la razón. Cuando salí por la puerta del hotel me encontré con esto.

Image00003

Image00004

Después fuimos a por una bici para mi y nos pusimos a recorrer mercadillos mientras paseábamos por la ciudad. Todo me gustaba, no importa dónde mirase.

Esta noche más y mañana a las 10.30 sale mi avión. Jo-jo-jo.

————————————————

Ya estoy en Madrid. Por la noche estuvimos en un sitio que estuvo muy bien para rememorar algo de hace 10 años ya que ponían Underworld y Prodigy. Y Slayer. Y Blur. Y reggaeton. Eso sí que es mes-ti-za-je.

A los interesados: me disteis una envidia de puta madre. Haber estudiado ahí…

Image00007

Image00009

Image00010

Image00006

Image00008

Image00013

La próxima vez que vaya a Amsterdam intentaré que sea más de 36 horas.
Tengo un sueño de morir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s