Central Perk

Para hacer el resumen del año me acabo de leer todo lo que he escrito en el 2008, comentarios incluidos. No, no se tarda mucho.

Me he dado cuenta de que si, como ha sido el caso, me dedico a hablar de las chorradas que encuentro, los viajes que hago o las fiestas a las que voy, la sensación general es que me pego una vida de puta madre (vale, no me quejo). Supongo que es algo así como en Friends… no les veías perdiendo el Metro sino tomando café en el Central Perk, como si nunca hubiera grandes preocupaciones en la vida. Durante el 2008, más que nunca, el blog ha sido mi burbuja de irrealidad en la que todo es divertido y fácil cuando lo cierto es que ha sido un año jodido.

Igual que la adolescencia es traumática por la cantidad de cambios de todo tipo a los que te enfrentas, mi recién estrenada treintañez está siendo algo parecido por numerosas circunstancias sobre las que sólo hablaría con Patricia Gaztañaga en un plató de televisión. Mi experiencia me dice que estas rachas luego son las que se recuerdan con mayor melancolía ya que, además de duras, son intensas.

Intensidad, part 2. Viajar a Austin para ver Indiana Jones, volver a Viena, irme a vivir solo, las noches de Mallorca, desayunar en Amsterdam, las fiestas de La Latina, el sillón Poang de Jorge, el nuevo disco de Leila, el concierto de Down, el de Dillinger Escape Plan y Poison the Well, el Antikaraoke de mayo, el nuevo de Portishead, los trailers de Tropic Thunder…

Me quedo con esto.
En el 2009 espero estar un poco menos perdido. Estoy en ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s