Cuatro días y medio

La Semana Santa habrá pasado pero a mi me queda un vía crucis digital: traslado de dominio, exportación del blog, configuración de WordPress e importación del blog. No entiendes? no importa, esto se traduce en “muchas cosas fáciles que, por uno u otro motivo, se convierten en una pesadilla”. Afortunadamente el nuevo diseño está ya finiquitado. A lo que voy, si la página un día desaparecer, empieza a hacer cosas raras o que se yo… paciencia.

Rafa ¿qué tal las vacaciones? Oh, gracias por preguntar. Pues no he libres tenido más que los días estrictamente festivos, Paula se fue a ver a la familia y yo no me fui a ninguna parte…. pero terminaron siendo unos días increíbles. La cosa empezó el miércoles con un Antikaraoke que fue seguido de una concienzuda cata del mejor garrafón de la Sala Sol. La resaca del día siguiente se mitigó como manda la Constitución: con una hamburguesa del Home. Después los componentes de la expedición (Nieves, Jorge, Toni, Mireia & myself) tiramos para mi casa para tomar café y jugar al Guitar Hero.
Mireia tomó té y en lugar de jugar… dibujó.

16_groupies
Mientras esperaba mi turno me lié a hacer fotos y por eso no salgo en el dibujo (loser time)

guitarpiso

El viernes me lié a ordenar cosas que tenía pendientes, entre ellas las cintas de MiniDV. Ahí encontré cosas olvidadas, que ni siquiera recordaba haber grabado y a la alegría por encontrar tales hallazgos le siguió la rabia de darme cuenta que llevo dos-tres años en los que casi no toco la cámara. Siento que estoy dejando un hueco del que probablemente termine arrepintiéndome pero qué le voy a hacer, cada vez me siento menos cómodo haciendo el idiota con la videocámara.

Por la tarde, oh Dios, salí a correr. Tres cuartos de hora dando vueltas al templo de Debod. Lo peor es que me gustó… y el domingo repetí.

El sábado se organizó en el Alamo, mi antiguo piso compartido por si hay alguien nuevo, una paella entre amiguetes y estuvo realmente bien. La cantidad de calorías ingeridas en una sola comida fue la necesaria para alimentar a un pueblo noruego durante un invierno.

paellatime Marisa, la chica de la derecha, no es que esté embarazada es que como ya os digo había mucha comida.

Y esto ha sido un breve resumen de lo que fue mi Semana Santa (sí, hubo más).
Sé que me ha quedado un post como muy uhhh-chupi-guay-me-lo-paso-pirata pero qué cojones, esto es un blog personal, no?

Anuncios

Un pensamiento en “Cuatro días y medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s