The Wedding Escape Plan

Me acaba de llamar una amiga: “Estás sentado? Bueno, allá voy: ME CASO!”

Ajá.

Ya van unas cuantas veces que recibo llamadas dándome esta noticia y mi reacción siempre es la misma: “Ehhh…. bueno… wow! qué bien! estarás contento/a, no? y luego ya los críos… y eso… eh? qué alegría me da, vamosnosé, que me alegra que te haga ilusión!” Lamentable. Mi respuesta, digo. Por explicarme un poco, siento que tengo que forzar un extra de empatía con una noticia que para la otra persona es de la más importantes de su vida y que a mi no me despierta ningún sentimiento de ilusión/alegría/nada. Es como si yo un día llamara a un primo mío para decirle: “Hey! soy el primo Rafa, de Madrid. Agárrate que no te lo vas a creer: EN OCTUBRE VIENEN DILLINGER ESCAPE PLAN A MADRID!! Qué, cómo te has quedado?”

DEP
Supongo que este entumecimiento emocional también está relacionado con mi escepticismo vital ante según qué cosas y con que soy un poco cretino. Boo-yah!

Son las cuatro y media pasadas. Debería comer. Para comer debería hacerme la comida. Para hacerme la comida debería pensar qué como. Es domingo y es verano, todo va despacio. Yo sigo tirado en la cama pero no pasa nada, mi pundonor y mi fuerza de voluntad conseguirán que me levante y haga de este día algo productivo. Eso y que quedan segundos para que se me acabe la batería del portátil.

Anuncios

3 pensamientos en “The Wedding Escape Plan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s