RIO DE JANEIRO, consideraciones previas.

Sigo haciendo backup mental de la aventura carioca.
En Brasil hace frío, un frío repugnante que, no es que sea incómodo, es que pone de mala ostia. Lo bueno es que tiene una solución, aunque esta no siempre sea posible: SALIR A LA CALLE. Juventudes, el aire acondicionado en ese país debería figurar en el top 3 de prioridades de Amnistía Internacional en la lucha contra el maltrato y la injusticia.

En el aeropuerto, en el hotel, en la sala de prensa de Rock in Rio, en la zona de catering, en los autobuses, en los taxis… qué cojones, cualquier sitio con una puerta se convertía en un inhóspito depósito de cadáveres. Un dato para el terror: muchos brasileños hablan con regocijo del gustirrinín que se siente durmiendo con el aire puesto y un confortable nórdico tapándoles.

“Pero en la calle hará calor y por eso se han acostumbrado… no?”
No.

He vivido treintaypico insoportables grados y temperaturas de pantalón largo y jersey, lluvias torrenciales, you name it. Da igual, en todo momento los recintos tienen el A/C bombeando como si hubiera que mantener en perfecto estado un riñón para transplantar.

La gente es encantadora, en mi vida he visto nada igual. No ves la cara de malfollados que tan fácilmente encuentras en… hmmmm… casi todo el mundo, aquí son bastante alegres, lo cual no quitan que luego como público de conciertos sean bastante soseras en comparación con los españoles. Excepción: grupos brasileños. Con las bandas locales la gente se vuelve majareta.

Si hay que hablar de cómo veo el país, tengo que decir lo que decía Björk en aquel Celebrities de hace años: Regulín-regulán, Gondry, regulín-regulán. Es casi una frase de 0,60 pero entre la urbanización pija y la favela no he visto nada entre medias. En este sentido es un lugar complejo del que me gustaría investigar más. Todo es carísimo, precio europeo o un poco más. De primeras no lo parece, miras unas zapatillas y dices “Oh, 40 reales!” (unos 20 euros). Luego ves que al lado pone en pequeño x6. Así es, la gente compra a plazos cualquier cosa.

“Hay que mantener a la gente ocupada, por eso se crean puestos de trabajo” me decía Paula de Rock in Rio, que había vivido una temporada por ahí, cuando en un centro comercial de chichinabo veíamos una tipa sentada en una silla pulsando EL PISO AL QUE IBAMOS. Ojo, que no era el puto Waldorf Astoria, era un ascensor mugriento en una zona secundaria del recinto. Otro ejemplo: en período electoral cada valla de la carretera con un anuncio electoral tiene que ser cuidado por una persona. Para qué? Para crear puestos de trabajo. Esto tiene que ser más complicado, ya os digo que no lo entendí muy bien.

Lo del idioma ha sido un poco tocada de huevos y aquí ya no hablo del país sino de cómo me ha afectado a mi. Estaba rodeado de portugueses y brasileños y había una pequeña parte de ellos que hablaban español a la perfección. Vale, el resto hablaba UN POQUINHO. Sabéis lo que eso significa? Escuchar frases en slow motion de las cuales hay que decodificar un 35% y, lo más complicado, hablar LENTO, con pausas y expresiones… sin un ápice de ironía, chiste o invención verbal de ningún tipo. Si estás leyendo esto probablemente es porque nos conocemos con lo cual ya sabes que mi nivel de payasadas por minuto roza lo irritante con lo cual este punto no ha sido nada nada fácil.

Sobra decir que aquí el cretino soy yo que no falo una puta palabra de portugués, pero oye, si no me desahogo aquí dime tú qué me queda.

Este NO es uno de esos sitios de comidas, pero es lo más parecido que tengo.

Hablemos de comida. Si bien el rancho de catering que nos daban en la Ciudad del Rock (así se llama el recinto de Rock in Rio) era bastante bueno, en las contadas oportunidades que he tenido de hacerlo por ahí fuera la experiencia ha sido increíble. Más que restaurantes de menú encontramos lugares de comida casera al peso, con una variedad increíble y todo buenísimo, lo cual deja al restaurante de menú ibérico a la altura de la vergüenza (una expresión que me acabo de inventar ahora mismo y que no me desagrada).

Pasando al tema playero mis experiencias han sido dos, Copacabana y Barra do Tijuca. Ambas son perfectas, espectaculares… y reales. A ver si me explico con esto. Hace mil años estuve en Cancún y claro, playas de puta madre, pero en reservas turísticas alejadas de cualquier suerte de humanidad. Aquí no son tan bonitas a pesar de que me han gustado más. Lo primero que te llega es que son gigantes, no te llega la vista para ver dónde terminan a derecha o izquieda. Por otra parte desde el paseo marítimo hasta la orilla hay un PASEO, en especial en Copacabana, y las olas son mucho más fuertes que lo que estamos acostumbrados por estos lares.

Ah, siempre hay gente jugando al fútbol en la playa, muchísima. Me cuesta imaginar un país con más afición visto lo visto.

Last but not least: garotas. ¿Qué tal las brasileñas? está siempre en el top of mind de preguntas del viaje y la respuesta es fácil. La mujer brasileña es un fiel reflejo de su sociedad: APENAS HAY CLASE MEDIA. O están dolorosamente buenas o te dan ganas de alimentarlas con bambú o algo porque las confundes con animales salvajes. Anyway, abunda lo primero.

El culto al culo en esta zona del planeta Tierra es equiparable a su afición al fútbol. Probablemente la afición a esos bikinis que tan sólo las pequeñas manos de un niño vietnamita podría tejer por lo reducido de su tamaño les obliga a mantener las nalgas en tan firme posición. O no, lo mismo es al revés. Tema de debate: el tanga y los culos en Brasil ¿causa y efecto o efecto y causa?

Anuncios

Un pensamiento en “RIO DE JANEIRO, consideraciones previas.

  1. Dios, pensaba que era yo. Acabo de volver de estar tres semanas en Rio y mientras que en la calle hacía unos apetecibles 21 grados nuestro cliente se dedicaba a poner 15ºC el aire acondicionado a todas horas y nosotros trabajando en abrigo. Veo que no era el único…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s