Peter Nordic

Pensé que iba a ser cosa del verano, una rareza que poco a poco iría perdiendo como todas las buenas intenciones post vacacionales, pero no. Aquí sigue. Se fue el calor y yo sigo bebiendo tónica, ahora además por las noches en casa, muchas veces antes de dormir (wtf). Susana, aún no entiendo cómo pudiste conseguir que una persona como yo, que pide dos sobres de azucar para un café por pequeño que sea, se haya aficionado a una bebida… amarga. Está muy bien porque me hace ser infitamente más MACHO. Sí, qué demonios, desde que bebo tónica noto mi pene más musculoso y dispuesto para la acción.

No os quejéis, podría haber elegido una foto muuuuucho más jodida que esta.

Hey, no quiero caras raras. Llevo  toda la vida viendo como mi masculinidad se pone en entredicho cada vez que me enfrento a cualquiera de estas situaciones:
– Pedir extra de azúcar en un bar.
– Pedir Coca Cola Zero.
– Beber Martini limón.
– Ir perfectamente cocido después de la segunda copa.

Las horas de diversión a mi costa que he proporcionado a los que se hacen pasar por mis amigos deberían ser compensadas ahora con todo tipo de halagos por mi paso adelante camino a la reinserción social. Realmente es una pena, creo que ahora que aguanto más con la bebida siento que fallo en algo… vuelvo con menos dinero a casa y las resacas son peores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s