1991

El tiempo pasa deprisa. Una obviedad, eh? Entonces ¿por qué no deja de sorprendernos? Una forma de darse cuenta de lo incoherentes que somos en este aspecto son los discos. Sí, nuestra adolescencia quedó a tomar por culo pero resulta que muchas de las cosas que escuchábamos en aquella época sigue perfectamente vigentes.

Durante el 2011 me di cuenta de que había un buen puñado de discos de los que se cumplía el vigésimo aniversario de su lanzamiento. 20 años. Pensar que de algo de hace 20 años tenemos recuerdos que no forman parte de esa nebulosa amorfa de imágenes de la infancia si no de una realidad mucho más cercana y tangible da un poco de vértigo. Voy a dejar aquí el psicoanálisis y voy a pasar al turrón, a los discos lanzados en el ’91 a los que debía haber rendido tributo en el 2011 y que me marcaron para toda la vida.

U2 – ACHTUNG BABY
U2 fue uno de los primeros grupos que escuché de niño con lo cual no llegaba de nuevas, pero cuando escuché The Fly descubrí que el pop podía sonar peligroso. Eso me gustó bastante.

PUBLIC ENEMY – Apocalypse ’91
Bring the noize, de Public Enemy con Anthrax fue para mi el kilómetro cero de una gran parte de lo que he escuchado a lo largo de todos estos años. Aún no me gustaba el metal pero sentí que cantado así tenía sentido… El resto del disco era puro caos sonoro, eran como Sonic Youth pero en raperos. Escuchar Public Enemy sentía que canalizaba mi cabreo teen de algún modo y eso en esas edades ya sabéis que llena mucho.

METALLICA – Black Album
La primera vez que escuché Enter Sandman fue en la versión de un grupo de colegio, que es como decir que perdí la virginidad a manos de un senegalés en los baños del Nasti. Al día siguiente un amigo me puso EN CD (es más fácil encontrar gente hoy día con blue-ray que en aquel entonces con compact disc) el comienzo del álbum negro y me dijo “Mira, esto es lo que tocaban ayer”. No sé por qué pero yo detestaba el heavy, me parecía hortera y chillón; aquello en cambio sonaba elegante y agresivo.


NWA – Niggaz4life
En la época en la que los raperos llevaban chándal en lugar de traje todo era diferente. Al gangsta rap lo llamaban Reality rap y lo cierto es que sonaba exactamente a eso. Las pocas palabras que conseguía cazar de la letra delataban que esos cabrones vivían al filo de la navaja. Y si no lo entendía las bases, siempre llenas de disparos y sirenas de policía, se encargaban de contarmelo.


ICE-T – O.G.: Original Gangster
Ice-T es mi celebrity favorita de toda la vida y poco más puedo decir. No sé, quizás el hecho de que fuera el negro más blanco jamás conocido me ayudaba a identificarme con él o puede que tan sólo fuera cosa de   vídeos como este.


Aquí también podría poner el Nevermind pero lo considero menos personal. Creo que de un modo u otro todos los adolescentes de la época fuimos tocados de uno u otro modo por Nirvana.

Ahora tengo todo un año para hacer lo mismo que acabo de hacer pero con 2012, se admiten apuestas.

Escuchando: [Tristeza – Aereoaviones]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s