Manhattansaña

Calle Pez, ya estamos aquí. El piso no es ruidoso pero ahora alguien con acento sudamericano grita en la calle y me han entrado ganas de volver a ver The Shield.

Andamos enterrados en cajas, pero cada vez menos. La casa ya no parece un sitio recién mudado sino una choza de refugiados de Europa del Este, con todo tirado por medio y una manifiesta sensación de caos meets asco. Al menos he conseguido que el salón sea un lugar habitable y esta tarde he podido poner “Mi primer DVD”. El puñetazo emocional que ha supuesto ponerme el Roseland NYC Live: Portishead, ha superado cualquier expectativa. Es cierto que emocionalmente ando un poco, hmmm, sobresaltado, pero aún así. El sábado (por fin!) podré verles en Barcelona y estoy nervioso como cuando esperaba un concierto a los 16.

En paralelo ha vuelto esa jodienda periódica que me asalta cada año y medio o dos. Una voz me dice “Bueno qué, no piensas volver nunca a Nueva York?” Hace tiempo me di cuenta de que ni viviendo allí y llegando a odiar la ciudad conseguiría dejar de sentir algo así cada ciertos meses. Hoy en concreto han influido las imágenes del DVD, que hace unos días unos amigos me pidieran una lista de sitios donde comer una buena hamburguesa en Manhattan y también darme cuenta de que la taza que compré en mi primer viaje tiene este aspecto. Creo que me intenta decir algo.

La lista de burgers la publico aquí en breve, aunque tampoco es nada del otro mundo.

Escuchando: [Bonobo – Nothing Owed]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s