Informe Semanal

Creo que es la primera vez que veo un supermercado chino que cierra, y ha tenido que ser el que tenía justo debajo de casa. La parte positiva es que me he ido al que hay 50 metros más abajo y he descubierto que venden Burn a 1,10. Teniendo en cuenta que el precio colega suele ser 1,50 me he llevado dos no fuera a ser que semejante descuento haya sido un espejismo. Esto es lo último que ha pasado en mi vida, nada demasiado emocionante.
Salto al viernes 28. Viaje a Barcelona a ver a Javi Alvariño, Eugenio y demás familia reunida para el rodaje de Grand Piano, la peli en la que están metidos y en la que actuan John Cusack y Elijah Wood. Tiene una pinta increíble por lo que he podido ver, a mediados del año que viene podremos confirmarlo. Ese mismo día nada más llegar Javi me llevó a cenar a un sitio del gótico al que jamás se me habría ocurrido entrar. Minúsculo, con mesas bajas, aspecto de tasca y dirigido por “Asterix y Obelix” como estos los llamaban. Ciertamente Obelix era el jodido Obelix pero con canas. Cenamos como dioses y de ahí fuimos a Gracia donde nos esperaban Eugenio, Elijah, Karry Bishé (fetén), Nahikari & Vigalondo que casualmente pasaban por ahí esos días.
Ya me habían advertido de que Elijah era realmente majo pero vaya, cuando nos presentaron miró mi camiseta y dijo “Dillinger Escape Plan?” y se acercó y me dio un abrazo diciendo “Fuck yeah, man”. Una vez dentro me acerqué a la barra donde estaba Nacho. A dos metros de él vi que estaba el bajista de Standstill y el groupie que hay en mi levantó la ceja. “Bueno, en algún momento de la noche le diré algo, sí señor. Mientras voy a pedir una copa… Perdona, un Barcelócolaporfavor.” 
El camarero se giró.
El camarero me miró.
El camarero era el batería de Standstill.
Ese groupie interior del que os hablaba colapsó. Y sí, mientras caía el ron sobre los hielos solté el primer “Pues… muy bien el concierto de la Joy… (tos)”. A partir de ahí siguió una conversación sobre el nuevo disco, Refused y técnicas de estudio y procrastinación durante la adolescencia. Al final de la noche me invitó a una copa y nos despedimos con un abrazo.
Cuando salimos de ahí no sé qué hora era, pero nos quedamos en el típico momento de “anda, que ya llegaremos a algún sitio”. Finalmente acabamos en un local de la productora de la peli y ahí hicimos el monguer hasta las 7 de la mañana. 
Con monguer me refiero a ESTO.
El resto del fin de semana transcurrió entre la tranquilidad, el descontrol, la lluvia y la búsqueda inacabable de un lugar en el que cargar el móvil.
Vuelta a Madrid. El lunes fue el día más destacado ya que fue el único en el que no tuve que hacer NADA. El resto, demencial.
Martes, de la agencia al ensayo para el concierto de Mr. Coconuts en la Moby Dick.
Miércoles igual, y el dolor en el corazón de perderme el Antikaraoke.
Jueves, concierto. Yo no toqué demasiado a gusto por problemas técnicos pero en general creo que estuvo bien. La sala se llenó y salimos contentos. What else?
Viernes. Sin un ápice de energía en el cuerpo me dirijo a La Riviera al concierto de Refused. Allí están Ana y Curro esperando a que nos pateen el culo, cosa que ocurrió a base de bien. El concierto fue increíble pero paso bastante de hacer crónica así que os enlazo esta con la que estoy de acuerdo al 100%.
Después de una semana así sólo hay un final posible: en el chino comprando sucedáneos de Red Bull. Es sábado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s