Algo se muere en el alma cuando una moto se va

Es martes, pero pongamos que es viernes, ok? El viernes pasado. Ese día se cumplió una semana de aquello de lo que hablé en el último post: Publicitarios Por, la fiesta anual en la que nos volvemos locos convocando gente, el Fortis y yo pinchamos y donde todo el mundo lo pasa de deporte. Podríamos decir que fue un éxito, pero vender 900 entradas anticipadas y que incluso gente se quedara sin entrar, dan la sensación de misión cumplida. (I know, que no pudieras entrar es una putada… sorry, pero ya sabes a lo que me refiero). Lo que pasó fue más o menos esto:

[vimeo https://vimeo.com/79306348]

Sí, llevamos gogós. Con nuestros nombres en camisetas. Classy.

Una noche para no olvidar, sobre todo teniendo en cuenta que esa noche yendo a la sala, me percaté de una cosa saliendo de casa: mi moto no estaba. Robada por tercera vez en un año y cuatro días. ¿Qué puedo decir al respecto?

Nada.

Pasé tres días jodido, sin pensar mucho, sólo triste. Después de esa resaca, las cosas parecen volver a su ritmo. Me he vuelto un maestro en aceptar, sufrir y olvidar.

En el transcurso de esa semana tocó otra despedida. ¿Recordáis las fotos de galán que me hicieron de regalo de cumpleaños? Pues la autora, viendo que tras esa sesión había tocado techo y no pintaba nada en Madrid, volvió a su Barcelona natal para seguir siendo feliz, algo en lo que se está convirtiendo en una experta. Cual Mary Poppins salida de Pinterest, la señorita Carol Peña aka Misshedwig llegó sin conocer a nadie, se hizo un hueco entre nosotros y, después de cantar Supercalifragilísticoespialidoso en los más selectos karaokes de la ciudad (y ya de paso beberse Malasaña, ojo) lo dejó de nuevo vacío.

1397337_10153485741540437_881960296_o

Penurria máxima.

Como decía Frank Drebin en Agárralo como puedas: “Esto no es un adiós. Es un HASTA NUNCA”. No te echaré de menos porque espero tu impertinente presencia por la ciudad a menudo.

Escuchando: [Irepress – Samus]

Anuncios

3 pensamientos en “Algo se muere en el alma cuando una moto se va

  1. pues si te vale con 49cc tengo una moto preciosa, y nueva, que ofrecerte para relevar la anterior.
    animo! a mi eso me pasa desde los 15, igual es buena sennal de que el tiempo no corre por ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s