Eternal Sunshine of The Spotless Matalascañas

¿Habéis visto Olvídate de mi? La de Gondry. La de Jim Carrey. Esa. Uno de los escenarios de esa peli que más me gustó siempre fue la playa. Una playa en invierno: fría, desapacible y solitaria; justo lo que estoy escuchando ahora mismo detrás mío. Aquí no hay nieve, pero casi. Estoy en Matalascañas, ese lugar en el que mis padres compraron un apartamento a finales de los ’80 y en el que acumulé un buen porcentaje de las anécdotas de mi adolescencia.

He venido solo. No es la primera vez. Hace unos años vine en verano en un ataque de nostalgia que terminó en fracaso como no podía ser de otra forma, pero en esta ocasión es diferente. No he venido buscando recuerdos sino calma. Tampoco tengo ninguna intención de reencontrarme conmigo mismo, ni de encontrar respuestas ni nada de eso. Tan sólo tranquilidad, y lo que eso suponga.

Llegué ayer por la tarde, después de un paso fugaz de una hora y media por Sevilla. En el taxi de Santa Justa a la estación de bus miraba por la ventana pensando en cuanto me han gustado siempre los naranjos a reventar de fruta que hay por la calle en invierno. También pensaba que no hay forma humana compartir eso sin poner mi virilidad en tela de juicio pero qué le hacemos, los momentos de introspección son así.

El bus hace parada en Almonte y El Rocío donde descubro que la moda entre las post adolescentes son los pendientes de perla. Ya sé,  eso lleva mucho tiempo siendo tendencia en el pijerío transibérico pero hey, que esto no eran pendientes, eran bolas gordas como tetas, lámparas de Ikea. Estoy acojonado con que eso se extienda, que en look pitimininí aquí en el sur son trendsetters. Ya veremos.

Por fin llego a Matalascañas. El bus me deja donde siempre, a quince minutos andando de casa. Hace frío, me pongo el gorro de lana. Por el camino apenas me cruzo con un par de coches y cuando finalmente llego a la urbanización, encuentro exactamente lo que venía buscando.
Nada.

atlanticoSubo a casa, hace más frío. Me pongo la camiseta térmica y enciendo un calefactor viejo que había guardado bajo una cama. Pasaron un par de horas hasta que me pude quitar el abrigo, aquello parecía más El Camino de McCarthy que Verano Azul. Ya por la mañana fui a comprar algo de comida a un Día que hay a media hora de camino; lo demás estaba cerrado, como las persianas de todos y cada uno de los bloques de apartamentos. Se vende. Se alquila. Se vende. Se alquila. No es que el pueblo esté vacío ahora, es que directamente empecé a preguntarme si estaría habitado en cualquier otra fecha del año.surfasaurus

Tuve la suerte de cruzarme con un sitio donde ponían desayunos y paré ahí un rato. Pedí tostadas con tomate, pero *momento Paris Hilton* el tomate era de ese envasado. Capricho Andaluz, se llama la mierda esa y es un asco. Es como tomate frito de macarrones de colegio conflictivo del extrarradio hechos por una cocinera muy triste. Afortunadamente pude cambiarlo por mermelada de melocotón y mi viaje volvió a tener sentido.

capricho

ASCOPUTO

En Día compré *momento Perroflautis Hilton* basuras varias para hacer en el microondas, salí de la zona de casas y bajé al paseo marítimo. Dejé atrás aquella especie de Twin Peaks y entré en ese lugar por el cual había recorrido media España. Una playa en invierno: fría, desapacible y solitaria.

laplayaEscuchando: [Damien Jurado – Hoquiam]

Anuncios

7 pensamientos en “Eternal Sunshine of The Spotless Matalascañas

  1. Querías vivir la experiencia de Sochi pero a un nivel más pijo, eh?
    Las ciudades de verano en invierno son escenarios para historias de terror o desgarradores dramas costumbristas, sal de ahí!

    Pero ni en Islandia vas a estar más solo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s