Slint

El miércoles cumplí 36 años. Pasaron muchas cosas. Demasiadas. Quizás pasaron todas las putas cosas que se te puedan pasar por la cabeza. Algunas no las contaré nunca y otras pasarán por aquí en algún momento, pero no hoy. Ahora estoy en Barcelona, vuelvo al Primavera Sound por tercera vez y con la sensación de regresar a un espacio donde todo me resulta agradablemente familiar.

Ayer fue el primer día y Queens of the Stone Age reinaron con un tipo de energía que tiene más que ver con el momento y el ánimo de la banda que con su calidad. Anoche fueron superhéroes de Marvel con guitarras.

Si me he puesto a escribir no es para hacer la crónica de ocurrido, sino para hablar de lo que no he visto aún.

Luego.

Antes, Shellac. Salí del comienzo de Arcade Fire y me fui corriendo al escenario ATP para ver de nuevo al grupo de Steve Albini, creo que por cuarta vez.

Processed with VSCOcam with t3 preset

Este tipo, además de cantante y guitarrista ha sido técnico de sonido de discos que me han cambiado la vida como… bah, no me voy a hablar de lo que ha grabado Albini, entre otras cosas porque lo que voy a contar de él tiene que ver con su faceta periodística.

En 1991 escribió esto en la revista Melody Maker:

(…) Spiderland is flawless. The dry, unembellished recording is so revealing it sometimes feels like eavesdropping. The crystalline guitar of Brian McMahan and the glassy, fluid guitar of David Pajo seem to hover in space directly past the listener’s nose. The incredibly precise-yet-instinctive drumming has the same range and wallop it would in your living room.

Only two other bands have meant as much to me as Slint in the past few years and only one of them, The Jesus Lizard, have made a record this good. (…) My instincts tell me the dry spell will continue for a while – possibly until the bands Slint will inspire reach maturity. Until then, play this record and kick yourself if you never got to see them live. In ten years, you’ll lie like the cocksucker you are and say you did anyway.

Ten fucking stars.

Spiderland, de Slint. El segundo disco de un grupo que se separó justo después de lanzarlo a principios de los ’90. Hace unos años se reunieron, tocaron en el Primavera y me los perdí. Durante mucho (mucho) tiempo intenté reconstruir en qué coño estaba pensando para no haber ido a verles, pero el destino ha querido que el disco se reedite y ellos vuelvan a los escenarios. Hoy, esta noche. También en el mismo escenario ATP que Shellac.

Cada vez que miro la foto de la portada del disco, idiota, infantil e hipnótica, veo uno de esos momentos que se escapa sin que le demos mayor importancia y que el tiempo convierte en grandes a base de recordarnos que no volverán a repetirse jamás. Lo que va a pasar dentro de unas horas sí le doy el valor de un momento único, pero al final el resultado será el mismo: echarlo de menos para siempre.

slinthi

Escuchando: [Slint – Washer]

Anuncios

6 pensamientos en “Slint

  1. Pues felicidades atrasadas! Me alegré mucho de verte por allí.

    Sint me encantó, la verdad. Sonaron muy muy finos, como si no hubieran tenido un parón de años.

    Aunque ojo con NIN. Vaya concierto. El amigo Reznor puso los cojones encima de la mesa y demostró lo que es ser cabeza de cartel.

  2. Entro en tu blog después de bastante tiempo, buscando alguna referencia sobre el concierto de Slint (que sabía que te gustaban). Primer post: SLINT. Bien Rafa, bien…
    La verdad es que hasta antes de este PS, no los tenía fichados, pero haciendo los deberes previos al festival, hice varias escuchas del Spiderland y fueron suficientes para que me hipnotizaran completamente…
    Llegué al concierto algo tarde, justo cuando sonaba ese riff (más afilado que la katana de Hattori Hanzo) de “Breadcrumb trail” y a partir de ahí entré en un estado semi catatónico hasta el final del show. Jo-der…
    Me sorprendió mucho (a parte de su sonidazo, claro) su actitud TOTALMENTE AUSENTE. Esas pausas entre canción y canción que eran como miniconciertos de silencio tenso…no sé, muy especial y nada buscado. Sin duda, pirarme de Pixies fue un acierto.
    Desde que acabó el Primavera estoy con ESE SONIDO en mi cabeza TODO EL RATO.
    También me hace gracia que le dediques un párrafo a la portada del disco. Veo que no soy el único que la mira una y otra vez empapado de nostalgia. Continuamos para bingo…

  3. Pingback: Cosas que nunca te posteé | nopodemosmas.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s