Peleas de Tetas

Si hubiera tenido tiempo habría escrito mucho aquí. Ni siquiera he tenido oportunidad de hablar de las mil cosas que pasaron en mi cumpleaños, ni de la semana que he pasé en Lituania… nada. Y ahora, en lugar de escribir sobre todo eso, toca escribir sobre algo que pasó el lunes y lo eclipsó todo.

Captura de pantalla 2014-06-20 a la(s) 21.54.39

Como me han pedido de algunos sitios que escriba para contarlo desde mi punto de vista, os lo pego aquí debajo. Aquí va:

No recuerdo qué día de la semana pasada, leí que a la Revista Mongolia le habían cerrado la página de Facebook por un comentario sobre la Virgen del Rocío. Revista Mongolia, con chorrocientos mil seguidores enfervorecidos… ¿y les cierran por semejante gilipollez? Cada vez es fácil enojar a los dioses de Facebook, pensé.

Lunes. Primer vistazo mañanero a las redes sociales. Entre las mil cosas que salen en mi feed, veo que alguien se queja de nosequé de Facebook y las peleas de perros. A la hora de comer alguien más pone algo parecido; le presto más atención y leo que han denunciado la página Peleas de perros sin éxito alguno. Pensé que se trataría de un grupo de basuras humanas promoviendo este tipo de combates, pero cuando fui a entrar para denunciarla tuve que tapar la pantalla del ordenador. Lo primero que había era la foto de un perro con media cara arrancada, por encima decía algo así como “Este venía de chulito y al final le dieron lo suyo”. Fue como un puñetazo. Después de hacer la denuncia volví al muro donde había visto la queja a patalear un poco porque no cerraran semejante locura. Y ahí empezó todo: “Si la página fuera de peleas de tetas ya la habrían cerrado.” Este comentario fue de Xavi Puig, uno de los creadores del El Mundo Today, y realmente no hizo falta mucho más: abrí otra pestaña y creé la página. Eran las 4 de la tarde.

Elementos necesarios. Lo primero, buscar una chica con tetas enormes para la foto de perfil. Esto no fue especialmente difícil, ejem. Lo segundo, una foto de portada con un texto que explicara claramente lo que se pretendía: ¿Qué cerrará antes Facebook, Peleas de Tetas o Peleas de Perros? Cuando terminé de hacer esto miré y ya tenía 18 likes a pesar de que aún no le había contado a nadie lo que había hecho. Cogí la bici, volví a la agencia y ya habían pasado de 200. ¿Y ahora qué? Pues que comiencen las peleas de tetas, claro. Empecé a buscar en Google Imágenes cosas como “Best boobs ever naked” y cosas así y a seleccionar lo más interesante. Montaba dos imágenes, las subía y le pedía a a la gente que votara sus favoritas. Estas serían nuestras peleas.

tetas01

En menos de una hora éramos 1000; ahí subí una foto. 2000, otra más. Antes de las 8 se pasaban los 4000 y el número empezó a subir a un ritmo en el que prácticamente no me daba tiempo a hacer los montajes. La gente en los comentarios estaba totalmente entregada, y curiosamente la mayoría de ellos eran de chicas. Todos votaban sus favoritas, opinaban y participaban de lo que ahí se había montado: un esperpento. La posibilidad de que unos pezones pudieran ser más amenazantes para la moral de Facebook que muestra gráfica de violencia era tan ridículo que sólo  cabía fomentar el absurdo.

Sobre las 9 de la noche llegamos a los 10.000 likes. ¿Cómo? No lo sé. En Twitter no hizo mucho ruido, no vi a ningún famoso promocionando la propuesta, ni haciendo RTs… nada. La indignación puede explicar el número, pero no la rapidez. Creo que todos éramos conscientes de que aquello iba a ser efímero y que si se quería participar, tenía que ser inmediatamente.

Al lanzar la página tenía la intuición de que se podrían llegar a los 3000 likes si la cosa iba muy (muy) bien antes de que la cerraran, así que llegando a la cifra de 10k me di cuenta de que había que buscar un nuevo objetivo. No sé cómo funciona el sistema de vigilancia de Facebook, pero a la velocidad que crecíamos seguro que íbamos a conseguir llamar su atención pronto y la página pasaría a mejor vida. Viendo que ya éramos unos cuantos y bastante entregados, pensé que lo lógico era que la protesta trascendiera su propio formato. Perfecto ¿por qué no montar un Peleas de Tetas en cada muro? La idea fue que cada uno en su perfil personal subiera una foto de tetas con el hashtag #TetasVSPerros y así viralizar el mensaje un poco más. Sabía que la propuesta era delicada, ya que aquí no era sólo una una persona la que se jugaba que le cerraran el chiringuito, sino todos los que se unieran.

Salí de la agencia y me fui a casa. Nada más llegar, miro el móvil y lo tengo lleno de mensajes y llamadas diciendo lo mismo: Rafa, te han cerrado Facebook. Sabía que podía pasar, pero me dio rabia. Para alguien como yo que sólo le falta estar empadronado ahí, era una pena. Muchas fotos, mensajes, comentarios de amigos… Se parecía bastante a perder un disco duro.

Afortunadamente fue una falsa alarma que se repitió cinco veces durante las siguientes horas y, de momento, sigo publicando chorradas como viene siendo costumbre.

La página Peleas de Tetas sí que se cerró poco después de las 12 de la noche. Habían sido casi 20.000 likes en 8 horas. Aparentemente, Peleas de Perros también cerró, y luego volvió a aparecer para cerrarse de nuevo… esto ha sido complicado de seguir.

!!!

Lo que no se acabó fue el cabreo colectivo. Alguien montó Peleas de Tetas 2, Peleas de Culos, en Twitter arrancó FacebookVSPerros…

Después de todo esto, la satisfacción que me queda es que ahora hay gente alerta ante algo que hace una semana para muchos de nosotros no existía. El mal sabor de boca llega cuando te das cuenta de lo evidente: el verdadero problema no se arregla simplemente con cerrar una página de Facebook.

——

A esto le siguió una entrevista en Yorokobu, un artículo en El País, ser la noticia más leída del día en Menéame… Seguro que alguno de los cuatro que leéis esto participó en todo aquello. Gracias, muchas.

Escuchando: [Horace Silver – Song For My Father (Rudy Van Gelder Edition) [1999 – Remastered]]

Anuncios

2 pensamientos en “Peleas de Tetas

  1. Dani me acaba de pillar leyendo esto y ha pensado que estaba viendo porno… más víctimas del efecto dominó de Peleas de Tetas <3

  2. Pingback: Cosas que nunca te posteé | nopodemosmas.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s