Shanghái // 24 de junio. 10:15pm

No sé cómo, pero ya es jueves. Jueves noche en algún punto entre Shanghái y Taipei a bordo de un Boeing 747 de China Airlines. La primera etapa del viaje este loco al que Quique y yo hemos decidido titular #BodasdePlataAsianTour ha terminado. 

(Pausa para cenar. Nos han puesto unos tallarines con pollo y brócoli bastante decentes, una ensalada de algo que desconozco y un tomatito cherry; de postre un bizcocho de naranja algo seco que se dejaba comer. También tres trozos de fruta: sandía, melón y otra cosa blanca con semillitas negras. Desde fuera podría confundirse con sushi. Soy un cateto, que alguien me ayude a distinguir semejante alimento). 

Además de haber perdido la funda de mis cascos pijos, lo peor de esta primera parte del viaje es el tiempo que hemos pedido en… el viaje. Salimos el lunes a mediodía, escala de tres horas en París y llegada a Shanghái ya el martes casi de noche por el cambio horario. Un momento, he dicho escala en Paris? 

AQUÍ DEBERÍA PONER UNA FOTO MÍA CON CAROL EN EL CHARLES DE GAULLE, PERO NO ESTOY DIENDO CAPAZ DE SUBIR NINGUNA A WORDPRESS, ASÍ QUE VAN A QUEDAR UNOS POSTS BASTANTE SOVIETICOS. PERDONEN LAS MOLESTIAS.  

Antes de embarcar subí una foto diciendo que parábamos ahí. “Estás de coña.” Un whatsapp de Carol diciendo que está en Barcelona embarcando rumbo París. Cinco minutos que nos vimos ahí, que no nos dio tiempo ni a casarnos ni nada pero bueno, al menos nos hicimos unas fotillos haciendo el subnormal. Como es mi blog puedo permitirme decir subnormal sin que ningún colectivo se inquiete, verdad? Maldita sea, estos tiempos que corren… Prosigo. 
Tras tropecientas horas de un viaje menos insoportable de lo que esperábamos, orfidales mediante, llegamos al aeropuerto de Pudon en el que nos dejamos estafar un poco con el servicio de taxi. Nada grave. Y de aquí en adelante, China. De ahí hacia atrás, lo que creía conocer de China. Los prejuicios. Inevitables prejuicios. Imprescindibles prejuicios. Quien no tiene opiniones preconcebidas de algo es porque no ha pensado nunca en ello, pero estando en una ciudad como Madrid con una población china tan numerosa, es difícil no tener tu propia idea de lo cómo son o de dónde viven. 

Después de este freestyle de obviedades, un día y medio para observar una ciudad de 26 millones de habitantes en el país más grande del mundo. Una puta mierda de valoración es la que se puede hacer en semejantes condiciones pero vaya, ES LO QUE HAY. ”

“Madrid? Spain! I know… small country, right?” nos dijo en un inglés de pronunciación imposible el tipo del aeropuerto que nos estafó un poco con el taxi pero nos dio igual. Y sí, qué coño, pues small country, qué le vas a decir. Después de ponernos en nuestro sitio, China. Ahora sí. Ya habíamos llegado. Edificios gigantes, tiendas pequeñas a punto de derrumbarse, grandes vallas con marcas de moda. Infraestructuras y carreteras que hace que nuestras autopistas sean sonrojantes. Mugrientas motos eléctricas que circulan por donde quieren y lujosos coches en igual proporción. El trafico más jodidamente caotico que jamás pudiera imaginar. 

Y qué hay de ellos? Son enérgicos, amables, temperamentales, impredecibles, espontáneos y más modernoscosmopolitas de lo que imaginaba y más sonrientes de lo que conocía. Me ha gustado tratar con ellos. 

Vaya, aterrizamos. Ya seguiré en otro momento. Es curioso, no tengo ningún prejuicio de Taiwan. Qué pasará, qué misterios habrá?

Anuncios

Un pensamiento en “Shanghái // 24 de junio. 10:15pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s